IX Congreso Nacional de Ex Alumnas/os de Don Bosco - IX CONESB

He participado de un fraternal Congreso en Brasil, el IX CONESB con título: “El movimiento ex alumnal, su pertenencia a la familia salesiana y su inserción en la sociedad”. Una nueva responsabilidad como ex alumno, en éste caso, único extranjero. Algo similar resultó en el Congrelat 2018, y en el Congreso americano de las FMA del pasado año, como único ex alumno SDB. Una refrendación de mi responsabilidad como instrumento para la confraternización con las demás ramas de la familia salesiana, en particular en éste año que nos encaminamos al “hito” que será el VIII Congreso Internacional de María Auxiliadora en Buenos Aires. El país posee seis Inspectorías, de las que asistieron de la mayoría, teólogos, religiosos y grupos de ex alumnos que conformaron casi un centenar de asistentes. La Inspectoría salesiana local permitió el “link” del IX CONESB en su página web, cuyo contenido logró motivar la asistencia y fué de mucha utilidad en el desarrollo del mismo. http://www.salesianos.com.br/ixconesb/congresso/ En una semana donde el Amazonas fue noticia por sus incendios y no por los motivos de su Sínodo de tres semanas que Francisco ha convocado para Octubre, estuve cómodamente rodeado de ex alumnos brasileros sin gran problema con el idioma, buenos y honrados ciudadanos/as con gran vocación de servicio y trabajo en equipo. Un grupo humano que supo plasmar dirigentes que seguramente en unos años imitarán el gesto del actual papa emérito Benedicto para dejar lugar a la “sangre nueva”, gesto necesario para que nuestro carisma salesiano perdure por centurias. Personas que comprendieron que “El tiempo es superior al espacio”. Existió una ágil distribución del tiempo entre profundas conferencias de religiosos y de autoridades ex alumnales, lo que permitió una buena dinámica para interrelacionarnos. Las disertaciones fueron: a) “Pasado y presente del movimiento ex alumnal” por el Delegado mundial, Padre Raphael Jayapalan: En su disertación, hizo un llamado a la santidad con valores, propuso comunidades salesianas abiertas, acojedoras, y preparadas para el diálogo. A los delegados y Presidentes, les indicó la necesidad de buscar y utilizar todas las fuerzas de la familia salesiana para crecer trabajando juntos. Dado el glorioso pasado y fructífero presente, propuso un promisorio futuro si nos aferramos a nuestras raíces y cultivamos una colaboración respetuosa e innovadora con los ex alumnos/as FMA. b) “El futuro del movimiento ex alumnal”, Eduardo Pessoa, Vicepresidente de la confederación mundial de ex alumnos: Eduardo mencionó como pilares al Estatuto mundial, la carta del Rector Mayor Viganó de 1987, la identidad carismática, Evangelii Gaudium, y las sagradas escrituras. Resaltó la necesidad de una vocación laical (LG 31), y el peligro de una Institución autorreferencial como mencionó el papa Francisco. A pesar de la poca interacción con las demás ramas como efecto de una crisis, propuso tomar dicha situación como una oportunidad. Llamó a Ser y vivir. c) “El movimiento ex alumnal y la familia salesiana”, por el Director del Instituto Teológico Pío IX que nos alojó, Padre Mauricio Miranda: El padre hizo incapié en la necesidad de una misión cristiana no melancólica. Una misión que cada uno poseemos como sal y luz; sal que conserva y otorga sabor, y luz que se irradia y propaga desde una posición secundaria. De desarrollar las características propias de un ex alumno como emprendedores, visionarios, soñadores con horizontes y disposición a arriesgar. d) “El movimiento ex alumnal Brasilero”, por el reelecto presidente Oswaldo Dalpiaz, charla interna de sus situaciones: Cada zona detalló a grandes rasgos su coyuntura. Existen obstáculos comunicacionales y de participación similares con nuestro país, uno de ellos, es el escaso nivel de comunicación con regiones distantes de las grandes ciudades, y la poca participación ex alumnal dentro la franja de 25 a 50 años existente en la gran ciudad Sao Paulo. Reconocen la existencia de un alto nivel de desinformación de actividades pasadas y futuras que obstaculizan la motivación (en especial a los jóvenes que eran minoría); así como también la inexistencia de una fina correlación entre los dichos y consecuentes hechos. A pesar de ello, realizan eventos conjuntos con demás ramas de la familia salesiana. Dos casos de participación de ex alumnos fueron expuestos: El observatorio social de Brasil, una ONG que controla acciones administrativas del estado y la Fundación cultural Palmares, que fomenta la cultura negra. He convivido en un Congreso donde se meditó, escuchó, dialogó, practicó y proyectó cada una de las cuatro frases de nuestro papa Francisco en la Evangelii Gaudium : “La unidad es superior al conflicto”, “El tiempo es superior al espacio”, “La realidad es superior a la idea”, y “El todo es superior a la parte”. Momentos donde ha estado vivo el lema del mismo: “Ella es quien hace todas las cosas”, (Ap 21,5). Coincido con lo dicho en el Congreso. Creo indispensable plasmar un férreo trabajo con las demás ramas de la familia salesiana con vistas a refortalecer nuestro carisma salesiano y como instrumentos que somos, motivar a más jóvenes integrantes de las mismas. Enfocarnos en las coincidencias más que las discrepancias entre cada uno, y no limitarnos a nuestras fronteras. Como integrantes de la Familia Salesiana, nuestro Rector Mayor Artime nos convoca a trabajar junto a cada rama y “seguir siendo verdaderos Evangelizadores-Educadores en la fe de los jóvenes”. Está en nosotros llegar a ser el cambio que queremos ver, está en nosotros practicar nuestro carisma salesiano y ser sal y luz al servicio de los demás.

Gabriel Alsó